Ventaja de espacio


Ventaja espacial

Desde que la estrategia en ajedrez empezó a tomar forma, el factor del espacio ha sido considerado como uno de los más importantes para evaluar una posición. Tanto es así que algunos autores han recomendado fórmulas para contar casillas y deducir, de forma matemática, quién es el que lleva la ventaja.

 

¡ NO TE PIERDAS NINGUNA LECCIÓN EN ESPAÑOL !

 

Con el paso del tiempo hemos llegado a reconocer la relatividad del espacio, evidenciada por defensas como la India de Rey o los esquemas erizo, donde las negras ceden espacio a cambio de atacar el centro de peones más adelante, o aprovechar las debilidades que estos dejan atrás con sus avances.

 

Sin embargo, cuando una ventaja de espacio es pura, ella sola nos puede dar el derecho a luchar por la victoria. El saber diferenciar cuándo es “pura” y cuándo nos estamos extralimitando en el avance de nuestros peones requiere sin duda de estudio y experiencia, y hace poco jugué una partida donde tuve que discernir entre las dos.

 

Información del autor (MF Eduardo García)

Empecé a jugar ajedrez hace 18 años y a través de mi juventud gané 3 campeonatos panamericanos (sub-12 y 2 sub-18) y representé a mi país en 5 campeonatos mundiales juveniles. Todavía juego regularmente en la máxima división de la Liga Española.

MF Eduardo García

 

Eduardo García – Francisco Baños

1. e4 e6 2. d4 d5 3. e5

La Variante del Avance en la Defensa Francesa es ejemplar para examinar el tema del espacio y las cadenas de peones en el ajedrez; no por nada fue una favorita de Nimzowitch.

3… c5 4. c3 Db6 5. Cf3 Cc6 6. a3 c4

Ésta es una de las líneas más complicadas para el blanco en el Avance. Con su última jugada, las negras impiden su expansión en el flanco de dama con 7.b4, a la vez que ellas mismas ganan espacio en este flanco, al avanzar su peón hasta la quinta fila. Todavía el primer jugador puede planear b3 para más adelante, pero las negras se lo seguirán poniendo difícil.

7. Cbd2 Ca5 8. Ae2 Ad7 9. O-O Ce7 10. Tb1 Dc7

 

11. Dc2. 11.Te1 suele jugarse más en esta posición, pero prefiero desarrollar mi dama a la vez que defiendo el peón de c3, posibilitando así la ansiada ruptura b3.

 

Aprende aperturas acordes con tu comprensión estratégica. Estudia el curso Laboratorio de aperturas de GM

 

11…h6?!

Ya era hora de acelerar el desarrollo, por lo que 11… Cg6 hubiera sido mejor.

12. b3 cxb3 13. Cxb3 Aa4

Sin la dama en b6, esta clavada no es tan efectiva. De hecho, el alfil va a quedar descolocado en esta casilla, y si termina tomando mi caballo me concede la pareja de alfiles.

14. Cfd2 Cc8

15. Dd3

Me quito de la clavada y empiezo a flirtear con el flanco de rey: Dg3 ya puede darle problemas al negro.

15… Cxb3 16. Cxb3 Cb6 17. Ca5!

Esta jugada es clave. El caballo negro, que ha hecho esfuerzos por llegar hasta b6, ahora se encuentra sin poder moverse. Al mismo tiempo, mi caballo apoya un futuro c4 y mi torre se encuentra activa en la columna abierta.

17… Ae7 18. Dg3 g6 19. Ad2 Rf8

 

El enroque no era posible ya que el peón de h6 estaba colgando, así que las negras intentan uno artificial. Por otro lado, 19… Aa3? se hubiera topado con 20. c4! (atacando al alfil con mi dama desde g3), seguido de c5 y Cb7.

20. h4!

Ahora 20… Rg7 se enfrenta a 21. h5, creando debilidades serias en el flanco de rey. Las negras se encuentran sin poder enrocar a su rey, con su torre de h8 incomunicada, su caballo de b6 inmovilizado y sin debilidades que atacar. Mientras tanto mi ventaja de espacio me permite jugar en ambos flancos: en el de rey puedo planear h5 y en el de dama c4. Sin duda que esta no es una de esas posiciones donde el bando sin espacio puede llevar a cabo un contragolpe mortal contra posibles debilidades del atacante.

20… Ac2 21. Tbc1 Af5

Las negras han reubicado su alfil a una mejor diagonal, donde además defiende al peón de g6 contra un eventual h5. Sin embargo, es el flanco que acaba de abandonar por donde llega la ruptura.

22. c4 Cxc4 23. Cxc4 dxc4 24. Txc4 Dd7 25. Tfc1 Ad8 26. Ab4+ Rg7 27. Ad6

 

La ventaja de espacio es más abrumadora que antes. Si bien es cierto que no he puesto más peones en la cuarta fila o más allá, mi alfil en d6 inmoviliza totalmente a mi adversario. En combinación con mis torres dobladas y la posible penetración en c7 (con sacrificio de calidad si es necesario), la victoria ya puede olerse.

 

¿Qué se debe mirar en el tablero para determinar cuál bando está mejor? Eso, y mucho más, lo explica el curso completo de estrategia en el ajedrez Comprensión posicional de GM

 

27… Ab6 28. Df4 Dd8 29. Af3 g5 30. Dg3 Dd7 31. hxg5 h5

Las negras sacrifican el peón de g a la desesperada para ver si consiguen algo con su peón h apoyado por la torre en la columna, pero no hay nada que temer por mi parte.

32. Df4 Tac8 33. d5

Como siempre, una ruptura de peón es necesaria para convertir la ventaja.

33… exd5 34. Axd5

Una de las formulas matemáticas para calcular la ventaja de espacio es contar cuántas piezas tiene cada bando en la cuarta fila o más allá. Si hacemos el cálculo ahora mismo, las blancas ganan por 6 – 2.

34… Rg6 35. Ae4 Txc4 36. Txc4 Axe4 37. Df6+ Rh7 38. Txe4 Ad8

39. Df3?

Por apuros de tiempo dejo escapar la variante que gana al instante: 39. Dh6, Rg8, 40. Df8, Rh7, 41. e6!, fe (41… Tf8, ed7 seguido de Te8), 42. Dh6, Rg8, 43. Dg6, Dg7, 44. Dg7, Rg7, 45. Ae5, ganando la calidad y el final.

Al dejar escapar esta variante, las negras obtienen un respiro. Han cambiado varias piezas, lo cual suele favorecer al bando restringido, y tienen posibilidades de recuperar el peón de g5.

 

¡No dejes que se te complique la partida por falta de cálculos precisos! Aprende a calcular como los profesionales con en el curso Calcula hasta el jaque mate

 

39… Rg6 40. Tb4 b6 41. Dd3+ Df5 42. Dxf5+ Rxf5 43. f4

Sigo teniendo un peón de más e incluso ventaja de espacio, pero el rey negro ahora se encuentra activo y bloqueando mi cadena de peones. Además, estoy apurado de tiempo y, como ya sabemos, los errores suelen venir de a dos.

43… Te8 44. Rh2 Rg4 45. Tc4 Te6 46. Tc8 Ae7 47. Te8??

 

Un error garrafal que sólo puede ser explicado por el apuro de tiempo y la desmoralización psicológica de haber dejado escapar la victoria.

47… Axg5! Dejé escapar este tema táctico por completo. De repente, las negras no sólo recuperan el peón, sino que capturan otro y consiguen una posición ganadora. El resto es fácil para ellas.

48. Tg8 Rxf4 49. Tg7 f6 50. Ab4 a5 51. Ad2+ Rf5 52. Axg5 fxg5
53. Tb7 Rxe5 54. Rg3 Rd5 55. Rf3 Rc5 56. Th7 h4 57. Tg7 Te5 58. Rg4 b5 59. Tc7+ Rd4 60. Ta7 b4 61. axb4 axb4 0-1

 

¿Qué podemos aprender de esta partida?

 

  • Tenemos que saber reconocer cuando nuestra ventaja de espacio es pura, ya que esta señal nos indicará que debemos seguir avanzando hacia el campo enemigo. Una forma matemática para identificar esto es contar el número de piezas de cada bando que ocupan casillas en la cuarta fila o más allá.
  • La ventaja de espacio y el ataque en ambos flancos son dos cosas que van de la mano. De hecho, si estás atacando por un flanco y tu oponente por otro, estaríamos hablando más bien de ataques minoritarios o posiciones dinámicas con enroques en bandos opuestos. En mi caso, 20. h4! me activó por el flanco de rey cuando ya estaba activo en el flanco de dama.
  • Si no sabes exactamente cómo proseguir con tu ventaja de espacio, busca rupturas de peones efectivas.
  • Por último, no te descuides. Al ajedrez le da igual lo bien que hayas jugado la partida: con un sólo error tu posición puede caerse como un castillo de naipes. Supongo que alguna vez te habrá sucedido 🙂

 

¿Tienes más observaciones acerca del espacio en el ajedrez? ¡Compártelas en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Secretos de los jugadores fuertes

También te puede interesar