Ajedrez, vida y felicidad (Segunda parte)


Felcidad

Saber cómo aprender en el ajedrez y luego aplicarlo en todas nuestras cosas… Uno de nuestros estudiantes escribió sus razonamientos respecto a la conexión entre el ajedrez y la vida. Lee la primera parte aquí

 

LUCHAR POR LA ACTIVIDAD

 

En ajedrez, cuando logramos mantener nuestras piezas activas o, aún mejor, más activas que las de nuestro oponente, disfrutamos de un gran número de posibles buenos movimientos y planes. Asimismo, si hemos podido restringir la actividad del adversario, también hemos reducido el número de opciones viables que tiene, haciéndole más difícil encontrar buenos movimientos.

E incluso se puede llevar al oponente a la zona anti-actividad: ¡el zugzwang, donde todas las opciones son malas!

 

La actividad es un factor principal y poderoso en el ajedrez y, sorprendentemente (para aquellos que no conocen la profunda conexión entre el ajedrez y la vida), también en la vida. En ambos casos, la actividad toma muchas formas. Es un concepto general que aplica a innumerables situaciones específicas y concretas.

chess active pieces

Todos los seres vivos deben hacer algo – moverse, actuar, reproducirse – solamente para incrementar sus posibilidades de supervivencia. En nuestra sociedad actual, una persona siempre debería permanecer activa tanto física como mentalmente, involucrada en muchas tareas en campos diferentes. Deberíamos inyectar periódicamente a nuestra vida nuevas cosas, intereses, amigos y retos para mantenerla flexible, saludable y llena de oportunidades.

 

LA ACTIVIDAD ES UNA ENTIDAD POTENCIAL

 

En el ajedrez, como en la vida, la actividad es una entidad un poco potencial; uno tiene que llevarla a cabo en el momento correcto, transformándola en un resultado real y permanente: un +1 en la mesa de torneo, una terminación exitosa de un proyecto, una suma de dinero extra en su cuenta bancaria. Después, uno sigue adelante con otra cosa.

 

La inactividad, la quietud y la repetición tienen que evitarse a toda costa. Creo que me entiendes. Puedes ser un experto en la actividad en el ajedrez, entender su importancia y necesidad fundamentales y ¡después aprovecharte de esa conciencia en la vida real!

 

Aprende todo sobre la actividad en el ajedrez con el curso Comprensión posicional de GM

 

MANTENER LA TENSIÓN

 

Éste es un gran concepto que sólo conozco gracias a las enseñanzas del GM Igor Smirnov. En cualquier posición de ajedrez, si comenzamos intercambios de piezas o peones en una casilla dada; cuando se terminan, el adversario se queda con una pieza sin oposición en ese lugar.

 

Entonces, a menos que podamos detectar una compensación para este hecho en otro lugar del tablero (por ejemplo, con técnicas favorables y nuevas líneas abiertas para nuestras piezas), sería mejor mantener la tensión, evitando tomar primero. Para hacerlo, debemos estar listos para aceptar y aguantar un poco de presión psicológica porque tenemos que mantener una posición más complicada bajo control, una que requiere atención constante (y cálculo) por nuestra parte.

tug of war

Cierto es que nosotros también ponemos a nuestro oponente en la misma situación y es por esto que mantener la tensión es una técnica tan poderosa. ¿Por qué, en cambio, los jugadores débiles tienden a liberar la tensión?

 

La respuesta es bien fácil: A nosotros nos gusta ganar un descanso temporal ejecutando unos pocos movimientos forzados, deshaciéndonos de algunas piezas molestas de nuestro oponente o de algunas opciones que, de alguna manera, nos causen miedo. Pero, generalmente, durante una partida de ajedrez, realmente no nos podemos dar ese lujo. Esto tampoco es lógico porque a menudo favorece la actividad y la iniciativa del oponente.

 

Recuerda:

¡Capturarás y lo lamentarás! en el Minicurso gratuito Secretos de los jugadores fuertes

 

De manera similar, algunas veces en la vida real, nos vemos enfrentados a situaciones difíciles o complicadas.  Claramente, nos gustaría deshacernos de ellas rápidamente y de forma simple. Pero, buscando una rápida solución (o liquidación en términos de otra persona), seguramente terminaríamos perdiendo algo.

 

Es mejor mantener todas las opciones abiertas hasta el último momento, buscando alguna ventaja. Por supuesto, deberíamos ser lo suficientemente listos y fuertes como para soportar el estrés. Se puede entrenar esta habilidad sin riesgo en el dominio seguro del ajedrez. Luego se puede usar mejor en situaciones más serias.

 

 

Ver Nervios de acero para jugar ajedrez

 

 

MANEJO DEL TIEMPO

 

El factor tiempo entra en muchas actividades relacionadas con el ajedrez. El aspecto más básico es el concepto de “tempo”, es decir, el derecho de mover alternativamente que tienen los oponentes durante un juego real de ajedrez. El valor de un tiempo puede ser fácilmente decisivo para ganar una partida.

 

Aun en la posición inicial, cuando no hay contacto entre los dos ejércitos (de hecho, ellos están bastante distantes), el derecho a mover le da a las blancas una pequeña, pero definitiva ventaja. En el medio juego, si sólo tuviéramos el derecho a mover dos veces, probablemente conseguiríamos una posición ganadora.

time management in chess and life

Durante la partida,  intercambiamos un “tempo”  para hacer un movimiento en el tablero, ¡entonces es el turno del oponente! A este respecto, deseamos invertir ese tempo en vez de malgastarlo. Malgastarlo significaría hacer un movimiento inútil, mientras que invertirlo significa hacer el movimiento “correcto” que nos dé una ventaja, inmediatamente o en un futuro cercano.

 

Lo mismo aplica al tiempo que asignamos para deliberar sobre un movimiento durante una partida de ajedrez y el tiempo que planeamos para entrenamiento. Si nos proponemos ganar torneos de ajedrez en el tablero, una hora de análisis de la partida es probablemente una mejor inversión que jugar una hora de bullet o blitz en servidores de Internet. Todo lo que hacemos debería ser una inversión no un gasto.

 

Si hemos aprendido esta lección en ajedrez, deberíamos pensar dos veces antes de malgastar nuestro tiempo (o dinero o esfuerzo) en nuestra vida diaria.

 

Como alguien dijo alguna vez (aquí imagino una clase de personaje de “película del oeste” diciendo): “¡Todos tienen un tiempo para vivir y un lugar para morir!”

 

 

Ver Cómo manejar los problemas de tiempo

 

 

¡EL PROCESO DE PENSAMIENTO LO ES TODO!

 

No fue sino hasta cuando estudié uno de los cursos básicos del GM Igor Smirnov que realmente capté esta idea. La mayor cantidad de conocimiento es inútil si tú no tienes un proceso de pensamiento para emplearlo rápidamente. De hecho, se necesita muy poco conocimiento para jugar un ajedrez muy bueno, en la medida en que tengas las habilidades necesarias.

 

Estas habilidades pueden aprenderse una a una e incorporarlas en el proceso de pensamiento hasta que se conviertan en reflejos condicionados. Entonces es cuando literalmente las olvidas y actúas sin esfuerzo y con absoluta precisión. Claramente ésta no es una tarea fácil, de otra manera todos seríamos GMs. El hecho es que para mejorar en ajedrez, tienes que  hacer el esfuerzo para pulir y entrenar continuamente tu proceso de pensamiento.

 

Durante ese entrenamiento, se necesita una disciplina peculiar, es decir, la habilidad para controlar el flujo de tus pensamientos. Esta disciplina es una habilidad por sí misma. Aprendemos a no dejar que nuestros pensamientos giren en cadenas asociativas al azar sino que excluimos algunas y guardamos solamente las que escogemos. Estas habilidades tienen el valor más profundo para mí, y para explicar por qué, por favor permíteme una pequeña digresión.

 

Todos nosotros podemos estar de acuerdo en el hecho de que una cosa deseable en la vida es simplemente la felicidad. Uno podría aún ir más lejos y decir que la felicidad es la meta de la vida. Yo no iría tan lejos, puesto que esta es una opinión subjetiva. Alguna vez leí y nunca se me olvida una definición técnica de lo que realmente es la felicidad:

 

“Un estado mental en el que nuestro pensamiento es agradable una buena parte del tiempo”.

 

¡Qué definición científica tan interesante! Uno de sus méritos es que carece de cualquier referencia a circunstancias externas específicas (dinero, amor, honores, etc.). Te invito a pasar algún tiempo pensando por ti mismo sobre sus implicaciones. La felicidad depende del pensamiento, es decir en lo que pensamos la mayor parte del tiempo, o sea nuestros hábitos de pensamiento.

 

happy

Una vez que aprendamos los métodos para entrenarnos y establecer buenos hábitos de pensamiento en ajedrez (sustituyendo los malos), ¿qué nos impide aplicar los mismos criterios para empezar a mejorar la calidad de nuestro pensamiento en general?

Pero este tema va más allá del ámbito de este artículo. En todo caso, el entrenamiento de ajedrez nos da la oportunidad de “aprender a aprender” – y esta sería una herramienta muy poderosa si se usara imaginativamente  en diferentes aspectos de la vida.

 

CONCLUSIONES

 

  • El mundo real y el mundo del ajedrez parecen seguir el mismo esquema.
  • Sólo hemos rascado la superficie, enumerando una de las más notables analogías y sinergias, con pocos comentarios
  • Hay otras muchas conexiones, menos obvias que se dejan para futuras investigaciones.
  • Es un hecho que ¡el ajedrez es mucho más que un simple juego! 

 

P.D. En Chess Teacher hemos disfrutado realmente con lo escrito por nuestro estudiante.

¿Qué tal tú? Siéntete libre de escribir tus pensamientos en los comentarios de abajo.

Recuerda: ¡Tienes que ser activo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Secretos de los jugadores fuertes

También te puede interesar