La planificación en el ajedrez


La planificación en el ajedrez

No se puede jugar bien al ajedrez sin un plan. ¡Las cosas son así de simples! El problema es que muchos jugadores no tienen ni la más remota idea de cómo crear un plan ―sus partidas no tienen dirección. A menos que algo se pueda capturar o se necesite proteger, estos jugadores raramente saben qué hacer.

 

Lección relacionada Planes en las diferentes fases de la partida

 

Evaluación de la posición

Con el diagrama y explicación que presentamos en esta lección esperamos que estos jugadores dejen de jugar el ajedrez sin estructura alguna.

Diagrama de planificación en el ajedrezPrimero debemos empezar por evaluar la posición. Para hacerlo vamos a pensar en 5 cosas:

1) Conteo del material

Si un bando tiene más piezas o peones, es muy probable que esto tenga un profundo impacto en los planes apropiados para ambos jugadores.

2) Seguridad del rey

Si uno de los reyes apareciera súbitamente en medio del tablero durante la apertura, es seguro que esto tiene más peso que saber quién tiene más material.

3) Estructura de peones

¿Cuáles casillas y peones están desprotegidos o se pueden proteger por peones? Son fortalezas posicionales los puntos de soporte o las cadenas de peones por ejemplo; son debilidades los huecos o peones retrasados. ¿Quién puede coronar? ¿Dónde hay peones pasados o candidatos a futuros peones pasados dentro de las mayorías?

4) Espacio

¿Quién tiene más margen de maniobra? ¿Cuáles piezas acechan a cuáles? ¿Quién controla el centro? ¿Cuáles peones están más avanzados (y en dónde)? ¿Cuál es la historia de las columnas abiertas y semi-abiertas? ¿Alguien tiene una fila abierta que pueda usar con las piezas pesadas? ¿Alguien tiene un caballo enemigo plantado en su cara? ¿O qué hay de la dama centralizada, irradiando su poder en todas las direcciones, como el sol? ¿Están los alfiles partiendo el tablero por la mitad mediante la dominación de una larga diagonal?

5) Tiempo

¿Qué tan rápido se está haciendo lo que se supone que se debería hacer? Esto es difícil porque lo que se supone que se debe hacer depende del momento del juego.

En la apertura es más fácil verlo: ¿Quién está más desarrollado? En el final también es fácil: ¿Quién corona más rápido? Aunque las cosas se complican porque quedan pocas piezas; es posible que nadie tenga buenas jugadas. El énfasis cambia, confusamente, de quién es el más rápido a quién es el más lento o quién es el mejor en gastar tiempo.

El medio juego es el más extraño de todo. Aquí la pregunta es: ¿Quién cumple con su plan más rápidamente? Dado que precisamente estamos evaluando para componer un plan, entonces se nos plantea un problema filosófico interesante. Sin embargo, la respuesta está en mirar alrededor y volver a lo mismo más tarde. El diagrama es lineal porque las líneas rectas funcionan bien para explicar, pero nuestro pensamiento no debe ser así.

 

Resultado de la evaluación

Lo primero que nos dice la evaluación es quién tienen la mejor posición. Aunque resulte agradable saberlo, la respuesta no es muy importante, a menos que estés considerando hacer tablas o anotar la partida para publicarla en una prestigiosa revista. ☺

Lo más importante que nos revela la evaluación es cuál es el plan apropiado que ambos jugadores deben perseguir. Típicamente, un bando asume la postura atacante mientras que al otro le corresponde reforzar la defensa. Sin embargo, éste no es siempre el caso. A veces ambos bandos atacan al más puro estilo cavernícola. A veces nadie ataca y ambos se dedican a ver cómo crece la hierba. Pero tenemos espacio limitado en este artículo y no queremos complicar nuestro diagrama. El escenario de ataque/defensa es realmente el más común. Aparte de eso, aplicarlo en todas las posiciones seguramente mejorará tu forma de jugar. Hay un viejo adagio del ajedrez: “Un mal plan es mejor que no tener ninguno”.

 

¡Aprende todo lo necesario para jugar bien el ajedrez! Estudia los cursos completos del GM Igor Smirnov.
(Cursos completos) Todos los cursos del GM Igor Smirnov

 

Cómo crear el plan

En el ataque

El primer paso para planificar un ataque es enfocarlo. Ni siquiera Luke Skywalker podría haber destruido a Death Star sin aquel pequeño hueco por donde se enfocaron sus torpedos. Enfocar un ataque es como vertir algo por un embudo. Se empieza con todas las 32 casillas (asumiendo que nadie ha salido de su mitad del tablero). Dividimos en tercios (flanco de rey, flanco de dama, centro) y escogemos uno de estos sectores, reduciendo aproximadamente a una docena de casillas. Puedes querer escoger una casilla de avanzada de ésas, un punto amigo en la línea de frente (como la tierra inglesa durante la segunda guerra mundial) donde tu ejército pueda descansar, relajarse, y divertirse un poco antes de invadir el territorio enemigo. Sin embargo, finalmente necesitarás una casilla objetivo o alrededor del objetivo final.

Una vez que el ataque se ha enfocado, el siguiente paso es irrumpir. Esto en realidad envuelve un cambio de la estructura de peones, frecuentemente conseguido mediante el intercambio de peones para abrir filas, columnas y diagonales que conduzcan al objetivo. Las torres y los alfiles se toman las líneas abiertas y forman baterías por allí, los caballos se anclan a los puntos de soporte locales, la dama se pavonea como Darth Vader detrás de sus tropas y todos esperan por la orden de “¡A la carga!”.

En la defensa

El trabajo del defensor es detener toda esa actividad y una forma de hacerlo es consolidando su posición. Una vez que el opositor escoge dónde enfocar su ataque, el defensor se consolida llevando rápidamente sus piezas hacia ese sector. Si el defensor tiene huecos o debilidades de peones en esa área, las protegerá con sus piezas. Si el atacante está cerca de irrumpir por una columna o diagonal, el defensor va a bloquear la línea con un peón (o pieza) defendido por otro peón. Si el objetivo del ataque es la coronación de un peón pasado, se bloquea al intruso con la pieza menos valiosa posible.

Consolidar, la mejor defensa en el ajedrez es intercambiar. ¿Está la torre enemiga molestándote sobre una columna abierta? ¡Desliza tu torre e intercámbiala! ¿Ya ha entrado en la séptima fila? ¡Eleva tu torre e intercámbiala! ¿Tu oponente ha plantado un caballo con buen soporte en tu mitad del tablero? ¡Intercámbialo, incluso por un alfil! A veces, ¡incluso por una torre! ¿Las blancas tienen un alfil en fianchetto en b2, poniendo presión a lo largo del tablero sobre el peón g7? Seguramente puedes consolidar tu posición poniendo un peón en f6, ¡pero tal vez sea mejor poner tu alfil allí para intercambiarlo!

 

Vamos a examinar una partida de ejemplo, cuyos protagonistas son dos de los mejores pensadores del ajedrez de todos los tiempos. Verás cómo planifican la partida. Sin embargo, esto lo dejamos para nuestra siguiente lección…

¡No juegues sin dirección! ¡Dale estructura a tus partidas con base en esta lección!

¡COMENTAR ES FÁCIL Y RÁPIDO! ☺

SÓLO DEBES ESCRIBIR UN NOMBRE Y TU MENSAJE A CONTINUACIÓN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Plan de entrenamiento para mejorar tu ajedrez rápidamente

También te puede interesar